Por: Charles J. Voss

En un estudio efectuado en el Capítulo 53 del libro de Isaías surgen tres interrogantes importantes que trataremos de responder.
Ellos son: a) ¿Dónde se inicia el texto de Isaías 53 ¿ ¿Cuál sería la interrupción lógica de tal capítulo? b) ¿Quién es el Siervo ¿ ¿Es el Siervo algún grupo en particular o es, ciertamente, el Mesías o Mashiach ¿ c) Si es el Mesías, ¿será ese siervo el carpintero de Galilea?

La interrupción existente entre capítulos y versículos, dentro de las escrituras hebreas, fue un invento de los escribas, publicistas e impresores Italianos. Su propósito fue el hacer posible al lector la habilidad de poder encontrar, rápidamente, varios versículos similares.
Al hacerlo sirvió, no obstante, para aislar varias porciones de las palabras del Eterno Creador, y tal cambio sirvió para modificar el significado de los pasajes, o permitir que los mismos se pudieran tomar fuera de contexto.
El contexto de Isaías 53 comienza en realidad mucho más atrás, en Isaías 52 donde se explica TODO acerca del Siervo del Eterno Creador.
El papel del Siervo se limita o refiere a la Casa de Judá (Sión) y es lo que se describe en Isaías 52:1. De esta forma, por lo tanto, el mejor lugar para la interrupción de lo que se narra sería Isaías 52:13. (Todas las Escrituras Hebreas que usamos en éste artículo se han tomado de la Biblia de Jerusalén, versión Cristiana que más se asemeja a la Tanakh):
Isaías 52:13-15.- “He aquí que prosperará Mi Siervo, será enaltecido, levantado y ensalzado sobremanera. Así como se asombraron de él muchos – pues tan desfigurado tenía su aspecto que no parecía hombre, ni su apariencia era humana – otro tanto se admirarán muchas naciones; ante él cerrarán los reyes la boca, pues lo que nunca se les contó verán, y lo que nunca oyeron reconocerán.”
Ahora, si usted considera al hombre de Galilea un dios, entonces él no se menciona aquí, en lo ya leído, puesto que un dios no puede prosperar porque YA LO TIENE TODO. Más, sin embargo, si usted considera ese Siervo como un grupo especial de personas, entonces, ese grupo vendrá a ser uno muy nombrado.
Isaías 53:1-3.-“¿Quién dio crédito a nuestra noticia? ( Acá hablan los reyes del mundo ). Y el brazo del Eterno Creador ¿a quién se lo reveló? Creció como un retoño delante de nosotoro0s, como raíz de tierra árida. No tenía él apariencia ni presencia; le vimos, y no tenía aspecto que pudiésemos estimar. Despreciado, y no le tuvimos en cuenta.”
Por supuesto que ése no es el Jesús que se nos ha señalado! Al contrario, los evangelios insisten que él fue muy admirado por un gran número de personas de todas las clases sociales de su tiempo (lea Lucas 23:27).
De nuevo decimos, con toda seguridad, que el Galileo no fue ese personaje feo e indeseable!. El pu8eblo le adoraba y le seguía, y eso es lo que nos informa el Nuevo Testamento. Más sin embargo la nación Judía, la joven raíz que fue sacada del desierto, nación sin una cultura sofisticada como si lo fue la cultura Babilónica, vino a ser el objeto de una arrogante burla e irrisión por parte de otras naciones. Continuemos :
Isaías 63:3.-“Despreciable y desecho de hombres, varón de dolores y sabedor de dolencias…despreciable y no le tuvimos en cuenta.”
Vemos aquí cómo el Siervo fue un “varón de dolores”. El hombre de Galilea no fue un “hombre de dolores” puesto que la única pena o sufrimiento que padeció fue el de la crucifixión, de sólo unas pocas horas. Miles de Judíos, a lo largo de la historia han padecido ese castigo y más aún; han estado allí por varios días. Así que Jesús no sufrió más de lo que ellos han sufrido a todo lo argo de la historia humana post moderna y moderna..
El Siervo de Isaías 53 estuvo familiarizado con las dolencias . El hombre de Galilea no fue un “sabedor de dolencias”.
Las palabras Hebreas “Ish Machovot” significan, en Castellano, “hombre permanente o habitualmente enfermo”. Pero, espere amigo, éste no es el Jesús de los evangelios!! Él mostró siempre un notable apetito y nunca declinó una gran cena. Bebía bastante con todos y cuando el vino se agotaba, justamente convertía el agua en vino. nunca estuvo enfermo, más bien todo lo contrario, sanaba a todos aquellos que se acercaban a él. Pero, por supuesto, si él es el supuesto “dios de dioses”, seguramente que estaba por encima de toda enfermedad!!
Además de lo anterior, la Iglesia de Roma y sus derivados protestantes dicen que el hombre de Galilea fue el cordero sacrificial y se le representa como uno “sin mancha” o pecado alguno. Esto, por supuesto, es así si hacemos caso omiso de su circuncisión que, en verdad, es un defecto físico causado 8 (Ver G784 de Strong).
Por lo tanto él no fue ni pudo ser un objeto de sacrificio perfecto porque estaba circuncidado (Vea Exodo 12:5 )
Además de todo lo anterior en las Escrituras Hebreas existe una inherente abominación por el sacrificio humano, sea cual fuere la razón del mismo. No obstante de lo anterior Isaías 53:3 SI SE CUMPLE en el pueblo de Judá. El profeta habla allí que él, Judá, fue despreciado y rechazado –como lo es hoy día - por los hombres y lo consideraron casi como un esclavo.
Se han familiarizado con las enfermedades y penas en los setenta años de su cautividad en babilonia y de siglos posteriores de persecución, y es por ello que el Judá colectivo no fue ni puede ser una persona!!
Isaías 53:4.-“ Y con todo eran nuestras dolencias las que él llevaba y nuestros dolores los que soportaba! Nosotros le tuvimos por azotado, herido por parte del Eterno Creador y humillado.”.
La palabra Castellana “herido” proviene de la Hebrea “naga” (H5060 de Strong). En el Lexicon Gesenius del Hebreo-Caldeo se afirma que la raíz base “naga” es “nakah” (H5221) y significa “herir o golpear”.
Un lugar de las escrituras donde se usa la palabra nakah es el pasaje de 2 Reyes 15:5 donde el rey es “herido” con la lepra.
¿Cuándo fue el momento en el que Jesús sufrió de lepra o estuvo enfermo?
Él no fue herido, azotado y humillado por el Todopoderoso Creador del universo
Babilonia, Roma y Alemania han golpeado duramente al pueblo de Judá hasta despedazarlo! ¿Por qué? Se preguntará usted. Sencillamente porque los Judíos si9empre pensaron que ellos estaban siendo azotados y heridos por el Soberano Creador! Esa fue y es la razón ¡
Isaías 53:5.- “Él ha sido herido por nuestras rebeldías, molido por nuestras culpas. Él soportó el castigo que nos trae la paz, y con sus cardenales hemos sido curados.”
Los Judíos han sido el único pueblo quien ha conservado algún conocimiento del Eterno Creador, de Su Sabbath y de Su Palabra. Aún el mismo Nuevo Testamento afirma que los oráculos -la palabra escrita- del Eterno Creador fue dada al pueblo Judío para que la guardasen y preservasen (Hechos 7:38, Romanos 3:2). Sin embargo, incidentalmente, el mismo Nuevo Testamento no hace alusión alguna de que se le haya dado también oráculos a los Giregos. Más aún, la nación Judía ha mantenido un conocimiento de su Sabbath o Sábado.
Es por eso que todas las fuerzas del mal de éste mundo desean exterminar y hacer desaparecer al pueblo Judío de la faz de la tierra!! ( Salmos 83:5).
Esto anterior no quiere decir que los hijos de Judá no tengan sus problemas y pecados. Jeremías afirma en Jeremías 3:8 que Judá jugó el papel de prostituta, peor que el que jugó Israel misma . ¿Cómo así? Ellos -Judá- se rehusaron obedecer únicamente las escrituras Hebreas. Tozudamente preservaron, y preservan, sus tradiciones y siguen, aún, las palabras de los hombres- las de sus sabios y rabíes – por sobre la Palabra del Todopoderoso, y es así como han sufrido aún más por tal causa.
Regresemos ahora, de nuevo, al versículo tres (3) donde se habla de los sufrimientos de Judá y del advenimiento del Mashiach y del Profeta. . Ellos , Judá, habrán de sacar de la cautividad a todas las Tribus de Israel para llevarlas a su propia tierra de origen.
¿Se refiere Isaías 53:5 al Jesús del Nuevo Testamento? Si hubo tal hombre, su final y único sufrimiento no fue por los pecados del pueblo. Lo obtuvo por sus propias acciones ilegales, por su auto-nominación de Mesías, por decir ser rey de los Judíos -un crimen político de alta traición en el Imperio Romano de su época.
Isaías 53:6.- “”Todos nosotros como ovejas erramos, cada uno marchó por su camino y el Creador Todopoderoso descargó sobre él la culpa de todos nosotros.”
Su inderencia hacia los Mandamientos del Creador llevó a la antigua nación de Israel al abismo de la destrucción, y esa misma razón habrá de llevar al mismo destino al pueblo de judá. ¿Acaso Isaías 53:6 se refiere a Jesús?
Est6e versículo NADA TIENE QUE VER con él. ni con el Mashiach, quien se suponía habría de liberar a Israel a que sucumbiese miserablemente ante el enemigo. No obstante recordemos que Judá ha mantenido el conocimiento acerca del Eterno Creador, Su Palabra y Su Sabbath, y que por ello han sido cruelmente asesinados a todo lo largo de su historia.
Isaías 53:7.- “Fue oprimido, y él se humilló y no abrió la boca. Como un cordero al deguello fue llevado, y como una oveja que ante los que la trasquilan está muda, tampoco abrió la boca.”
Dibújese en su mente las escenas de los Judíos siendo maltratados, yendo sumisamente a las cámaras de gas cual ovejas llevadas al deguello.
Imagínese ahora la escena de la película “Jesús” con un hombre feroz, de cabellos largos, causando estragfos dentro del Templo del Creador. ¿Por qué el carpintero de Galilea no se comportó como un hombre “humilde” si el versículo siete (7) se le aplica a él? Más aún, de sus labios salieron palabras altaneras (para ello lea Lucas 19:27, Juan 6:476 y Juan 14:9 ).
Él se refiere a y de los “Judíos y su Ley” como si no fuese también su Ley. Afirma, de forma irresponsable, que “Yo y mi Padre somos uno”, como si el Padre Todopoderoso fuese un segundón.
¿Por qué no permaneció mas bien en silencio, como se describe es la actitud del Siervo? En todas las narraciones de los evangelios él abre su boca. A diferencia del cordero que es llevado al matadero, Jesús no permaneció mudo, todo lo contrario; liberó todo un torrente de arengas y dichos, al estilo griego. Los Judíos son su “pista” y ´él es quien “contesta”. El versículo siete dice dos veces que el Siervo “no abrió la boca”. En realidad el carpintero de Galilea difícilmente se abstuvo de no responder.
En Juan 18:19-23 lo vemos que responde cuatro veces. En Juan 18:33-37 responde tres veces. En Lucas 29:3 le responde a Pilatos.
El versículo de Isaías 53:7, con Jesús como siervo, está lejos de ser el SIERVO silente y humilde que allí se describe. En tal versículo claramente el Siervo es Judá y no otro!!
Conducido como tal a las cámaras de gas como oveja llevó sobre sí, en silencio, las penas, sin musitar su temor y dolor
Isaías 53:8.- “Tras arresto y juicio fue arrebatado, y de su causa ¿quién se preocupa?. Fue arrebatado de la tierra de los vivos; por nuestras rebeldías fue entregado a la muerte.”
A fuerza de la orden del vencedor fue él -el pueblo de Judá- llevado lejos (al exilio, primero, y después a Treblinka, a Auschwitz y Dachau ), y ¿quién podría decir de dónde provenían y quiénes fueron sus descendientes? Porque él -el pueblo de Judá- fue cortado de la tierra de los vivientes – de su hogar y País Judá. Porque “el pecado de Mi pueblo -el de todo Israel- merecía el castigo.” Los únicos con la señal del Eterno Creador -el Sabbath- fue Judá, no otra nación, y por ello fueron oprimidos. (Lea Éxodo 31:13,17; Ezequiel 209: 12,20).
De todos los versículos leídos hasta aquí sólo éste que sigue, si es tomado fuera de contexto, bien podría encajar con el hombre de Galilea, pero a pesar de todo ello, podemos muy bien describir su “domicilio” :
Isaías 53:9.- “Y se puso su sepultura entre los malvados y con los ricos su tumba, por mas que no hizo atropello ni hubo engaño en su boca.”
Considere que tanto Judíos ricos como pobres fueron, todos ellos, muertos conjuntamente, pero sus tumbas estuvieron en tierra de los perversos quienes le dieron muerte, Más sin embargo con Jesús sucedió todo lo contrario. Su muerte no se llevó a efecto entre los ricos sino entre dos criminales, y su tumba no estuvo con los inicuos sino en propiedad de un rico.
Vemos así de nuevo que el carpintero de Galilea no se conforma a la descripción que el profeta hace del Siervo del Eterno Creador.
Isaías 53:10.- “Mas plugo n-le complació- al Eterno Creador quebrantarle con dolencias. Si se da a sí mismo en expiación, verá descendencia, alargará sus días, y lo que le plazca al Eterno Creador se cumplirá por su mano – la del Siervo.”
Observe bien que el verdadero Siervo fue quebrantado con dolencias, con enfermedades, y que el carpintero de Galilea nunca estuvo enfermo. El verdadero siervo habría de tener hijos, descendencia, y prosperarían, pero el Galileo NO TUVO hijos y NO VIVIÖ largos años de vida.
Isaías 53:11-12.- “Por las fatigas de su alma, verá luz, se saciará. Por sus desdichas justificará Mi Siervo a muchos y las culpas de ellos n-de Judá e Israel-. él soportará. Por eso le daré su parte entre los grandes y con poderosos repartirá despojos, ya que indefenso se entregó a la muerte y con los rebeldes fue contadop, cuando ´çel llevó el pecado de muchos, e intercedió por los rebeldes – por todas las naciones.”
No obstante por una promesa divinamente ofrecida a través del profeta Isaías, a Judá se le habrá de dar una oportunidad para que disfrute de los beneficios materiales, como las que hoy tienen tanto Judá como las naciones que están a su alrededor, porque sus mentes y cuerpos han estado cerca de la muerte y han sido tratados como culpables por los vencedores. Judá, como nación, ha sufrido por sus pueblos hermanos y, de ésta forma, los ha redimido!!
La Tribu de Judá –la Israel de hoy día- ha sufrido por dos razones principales : 1) Han guardado obstinadamente la palabra del Eterno Creador, la Torah, como también es el único pueblo que ha aceptado y acepta el Sabbath como la señal dada por el mismo Eterno Creador (nacionalmente no lo guardan pero si lo aceptan como tal).
2)Se han rehusado –aún hoy día- a cumplir y obedece3r, en su totalidad, la palabra escrita derl Creador y , más buien, siguen y practican sus tradiciones como son el Talmud y la Torah oral.
Por las anteriores razones han padecido a lo largo de los siglos y en éstos Últimos Días del Fin, habrán de sufrir horrendamente a manos de sus enemigos!
El fuego descrito en el libro de Ezequiel, capítulos 4 y 5, se propagará entre todas las naciones que conforman el pueblo de Israel. Ellos y el Resto de Israel morirán de pestilencias, hambrunas y guerra. Aquellos que sobrevivan a tales plagas irán a la cautividad. Su sufrimiento, en razón de lo ya antes expuesto, hará que, finalmente, muchos se vuelvan justos y a su Creador y Soberano.
Ello será una realidad cuando el Mashiach y el Profeta Elías sean vueltos a la vida con el poder de nuestro Creador, y Él eleve Su mano para salvar a Su pueblo, Israel.

Nota: Traducción y adaptación de su original” ISAIAH Chapter 53 by Verses” efectuada por J.N.Robles Olarte, Medellín, Antioquia, COLOMBIA. Se ha usado la Versión Católica de Biblia de Jerusalen, editada por Desclée De Brower – Bruselles (Belgium), Imprimatur de Mauro, Obispo; Salamanca 15 de Julio de 1966, España

!